Contáctenos
6612 3773  |  6612 3773

Quién esta detrás de una construcción?

Marzo 1 de 2019

No es cosa de llegar y construir. Cualquier proyecto inmobiliario exige la coordinación de un equipo cuyo trabajo se agrupa bajo una marca. Pero ¿quiénes están detrás de ella?

Para aclarar el panorama, a continuación, se presentará un listado con seis roles en la construcción que son desconocidos por la mayoría de las personas. Se hablará de sus funciones y de la importancia de su labor en el resultado final.

1. Administrador de obra

Se le podría llamar el “dueño del fundo” en el terreno. Es el más importante en el desarrollo de la obra, por lo que solo le rinde cuentas al gerente del proyecto. Quien desempeña este rol, debió ser antes jefe de terreno o jefe de oficina técnica. Pues, la experiencia es clave para llevar a cabo su labor.

Lo anterior, porque sus responsabilidades son de primera línea: debe administrar el contrato de la obra en cuanto a recursos humanos, físicos y financieros. Asimismo, debe asegurar que se cumpla la calidad, el costo, los plazos y la seguridad estipulada inicialmente.

Para lograr su misión, debe desarrollar varias funciones. Entre las más importantes está la de aprobar el programa de obra y modificarlo. También debe autorizar las órdenes de compra y velar por la planificación de las actividades, lo que implica verificar que el personal, los materiales y las herramientas sean los ideales para el trabajo.

2. Jefe de terreno

La principal función del jefe de terreno es que los plazos se cumplan. De esta forma, el equipo puede cumplir con las metas definidas para cada proyecto en cuanto a costos, plazos y calidad del mismo. Por lo tanto, si la obra se atrasa, aumentan los costos o hay algún desperfecto en un muro, las miradas caen sobre él.

Para ser jefe de terreno hay que contar con estudios universitarios. Generalmente este cargo lo ocupa un ingeniero o constructor civil. El gerente general de Paz Construcción, Jorge Ignacio Molina, señala que un buen jefe de terreno debe tener capacidad para formar equipos y consolidarlos. Después de todo, está encargado de coordinar las actividades de terreno, lo que conlleva desde programar la contratación de la mano de obra, velar por la capacitación del personal, informar de las deficiencias técnicas del proyecto hasta controlar los avances de los subcontratistas.

3. Jefe de oficina técnica

Con el paso de los años, han aumentado las exigencias en cuanto a plazos y costos, por lo que este cargo ha ido adquiriendo cada vez más importancia en el rubro. Su función es controlar y registrar los documentos contractuales del proyecto, como planos y especificaciones técnicas. Además, debe actualizar el programa de la obra con el fin de cumplir con los plazos.

Tiene una gran responsabilidad, pues es un apoyo permanente ante cualquier dificultad en terreno. Debe ser capaz de entregar soluciones técnicas al interpretar los datos obtenidos en terreno, así como hacer proyecciones junto al jefe de terreno. Federico Harding, actual gerente de proyectos que antiguamente se desempeñó como jefe de oficina técnica de Tecsa, señala que “debe ser un aporte a los proyectistas a lo largo de la ejecución del proyecto, por lo mismo tiene que tener sólidos conocimientos en métodos constructivos e ingeniería de cálculo”.

Quienes usualmente ocupan este cargo son ingenieros o constructores civiles.

4. Jefe de calidad

Su nombre lo dice todo. Es quien debe planificar, ejecutar y controlar las actividades relacionadas con la implementación del plan de gestión de calidad. De esta forma, se encarga de cumplir con las especificaciones técnicas en el tema sanitario, eléctrico, térmico, acústico y antisísmico, entre otros.

Trabaja directamente con el administrador de obra, a quien debe rendirle cuentas. Y muchas cuentas. Además de verificar la ejecución de los controles del plan de calidad, debe revisar los certificados de materiales entregados por los proveedores, coordinar la emisión de los planes de inspección, y colaborar en las auditorías internas realizadas a la obra, junto a otras tareas.

5. Prevencionista de riesgo

Entre las tareas que tiene el prevencionista de riesgo está que no ocurra accidentes, que el lugar esté bien iluminado y que se cumplan las condiciones de higiene en la obra. Para lograrlo, debe conocer a cabalidad los implementos de seguridad presentes en la construcción, tales como cascos, antiparras, guantes, andamios y arneses.

Pero no es solo eso. También debe elaborar procedimientos de trabajo y programas mensuales de prevención. Es importante que el grupo se empape de la cultura organizacional en cuanto a seguridad, higiene y prevención de riesgo. Esto porque tarde o temprano afecta la calidad del resultado final, la cual está directamente relacionada con las condiciones de trabajo.

6. Proyectistas

Según Ingrid Court, gerente general de Inmobiliaria y Constructora Hogares, un proyectista debe ser innovador, creativo, riguroso y visionario. Esto porque debe velar por que se ejecute la obra proyectada correctamente en cuanto a diseño, estructuras e instalaciones sanitarias, eléctricas y de gas, por ejemplo.

Como casi ningún edificio queda igual en terreno que al de papel, el proyectista debe tener claridad, rapidez y flexibilidad para solucionar cualquier inconveniente que surja en el plazo más breve posible.

Se podría decir que el proyectista es el “padre de la vivienda”, ya que no solo propone las cualidades del proyecto, sino que también lo diseña para que se cumplan las especificaciones de la ley o de la norma Nch. Como “una mala creación implica un mal proyecto”, según Court, es el hombre clave tras bambalinas.

©2019 metro2realestate.com, todos los derechos reservados.
Powered by: wasi.co